Además de la moto o bicicleta, el alquiler incluye casco, antirrobo y, en el caso de las bicicletas, un kit de reparación.

También se incluye un seguro a terceros para las motos.